img_6143

Como profesional de la moda, cada día flipo más con las personas que se permiten el lujo, de intentar influir en las decisiones o pensamientos de sus seguidores.
Veo cada día, en las redes sociales y/o prensa, informaciones y quejas o comentarios sobre varios temas relacionados con las tallas grandes, con nuestros grandes cuerpos, nuestra salud o autoestima. Hoy sólo tocaré UN tema. Un tema que me enciende cada vez que lo oigo o lo veo.
Zara, Bershka… son tiendas especializadas en tallas pequeñas y dirigidas a un tipo de personas en concreto. La mayoría de estas tiendas, enfocan sus ventas a un personal joven o de actitud juvenil, con poco entendimiento de la relación calidad-precio y con muy poco criterio de lo que le puede quedar bien. Vamos con poca personalidad ya que, si lo ve en una celebrity o una bloguera “LO QUIERE YA”.
¡Todas vestidas igual, que aburrido!
Por precio: Tengo más que comprobado los precios de este tipo de tiendas y dejando de lado calidad-precio que deja mucho que desear, no hay tanta diferencia aclarando que las tallas no tienen nada que ver. No es lo mismo comprar medio metro de tela a un metro de tela, verdad? Pues con las tallas es lo mismo.
No me entra en la cabeza, que blogguers que pretenden saberlo todo sobre moda y estética, enfoquen la mayoría de sus comentarios en que estas tiendas no tienen tallas grandes.
“¿Y para que están las tiendas de tallas NORMALES-REALES-GRANDES?”

Es penoso tener que lidiar a diario con estos comentarios o sugerencias de parte de personas que influyen, a su pesar, negativamente en miles de chicas o mujeres que, lamentablemente, tienen la autoestima por los suelos.
Creo que es contraproducente, apoyar públicamente dichas marcas de moda, que por sí solas ya viven, y no formas de vestir más adecuadas a nuestras curvas.
Para mí, es como no querer crecer, madurar o no querer reconocer que “estamos gordas”.
GORDAS no es un insulto, es lo mismo que ser flaco, alto, bajo rubio o moreno…
No hay que confundir términos, pero si conocernos, aceptarnos y ser consecuentes.
Veo chicas, que por querer IR A LA MODA y llevar prendas de estas marcas, parecen embutidas, todo por no aceptarse… creo que eso es penoso y ridiculo.
Con lo bonito que es, que una prenda nos siente bien ya que eso nos realza como mujeres y sobre todo, como personas fuertes y seguras.
Para conseguir ese efecto, estamos los profesionales, las tiendas de tallas reales, con modelos que nada tienen que envidiar a tallas pequeñas y, algo que no existe en esas tiendas tan de moda que es el Asesoramiento.
Muy al contrario de lo que oigo a casi todas las blogguers o modelos de tallas grandes, somos muchas tiendas en toda España, bien preparadas para atender.
Me hacen gracia y pena estos comentarios, ya que muchas de estas blogguers, modelos… visten, disfrutan y o desfilan con modelos de tallas grandes de diversos fabricantes españoles, por lo que Señoras “EXISTEN!”
Es España, tenemos muy buen género y fabricantes que, como todo en este país, es más valorado fuera que dentro.
Todas queremos ir a la moda, mi consejo es que OS VALORÉIS y penséis sólo en vosotras.
“Ser una más no es bonito ni personal”.
Con todo este rollo, no quiero decir que este en contra de blogguers ni de sus comentarios, sólo que hay que pensar el daño que pueden estar haciendo, porque sólo vemos lo bueno pero también se perjudica, sin querer, a más seguidores de los que una se imagina. Las personas que estamos al público, lo comprobamos a diario.
Ser felices.
M. Carmen.

Pin It on Pinterest

Share This