Cuando una se siente estafada, utilizada y ofendida, es mejor dejar pasar el tiempo, enfriarse y entonces decir lo que piensa. Las cosas en caliente siempre son peores.
Hace unos meses, colaboramos en el certamen MISS plussize con nuestros modelos de vestidos casuales y bañadores. También se utilizó nuestra camiseta Sexy para los ensayos y salidas.
Todo iba muy bien hasta que empezaron a cambiar pequeñas cosas que hicieron saltar mi alarma.
Nada era como lo dicho, ya no habían vestidos de fiesta, cosa que cada participante tuvo que buscarse uno… Ya no era MISS España plussize por … quien sabe quizás una gran incompetencia de la organización o quizás siempre fue así aunque nos vendieran una ilusión…
A partir de mis preguntas y quejas, creo que más que justificadas, todo fue a peor. La organización no respondió ni con soluciones ni con elegancia.
En más de un momento, quise dejarlo todo pero por las participantes, seguí adelante a pesar de ser conciente de perder tiempo y dinero. El peor tiempo y dinero invertido de mi vida.
Este certamen se suponía tendría repercusión nacional, en prensa y medios varios de comunicación… Pues no, solo apareció en alguno de Latino América. Para flipar no? Y en algún medio invisible de Barcelona.
Jugaron con patrocinadores, pero lo peor es que jugaron con la ilusión de un montón de chicas.
Aquí no acabó todo, al final y pasados unos días, recibo la amenaza de denuncia de un abogado. Increíble pero cierto. En ningún momento puse pegas al certamen ni problemas. Al contrario en todo momento quise ayudar para que fuera un certamen increíble, que hiciera RUIDO en nuestro país, para que las que tenemos un kilo más se nos reconozca como personas.
Se trató el tema Kilos de más con muy poca elegancia ni gracia ya que las organizadoras de este evento son delgaditas y no tienen ni puta idea de lo que pasamos nosotras en nuestra vida o día a día.
Hay personas que se piensan superiores pero a veces les viene bien tropezar con alguien más fuerte… Mi Yaya decía “de fuera vendrán y de tu casa te echarán” pues esta vez no fue así. Yo vivo en mi país y legal, otras no…
Todo ha quedado en un mal recuerdo o aventura de esas que aprendes y mucho.
Escribo este artículo para que se sepa la verdad, porque estoy segura que, aunque dijeron no volver a hacer otro certamen de PLUSIZE, lo repetirán ya que les fue rentable, puesto que cobraron a las participantes, a los patrocinadores y vendieron las entradas. Todo un negocio… declarado o no?
Mi resumen personal y profesional, es que fue una gran pérdida de tiempo, muchos nervios inútiles aunque con ello, conocí a un par de personas que si valen la pena.
No hay mal que por bien no venga dicen.
Se aprende cada día aunque hay lecciones más caras que otras. Me reservo más cosas que sucedieron y que son importantes, pero no quiero ni ofender ni dañar a las participantes ya que ellas pusieron toda su ilusión en ganar, en conseguir un trabajo a partir de este certamen o de darse a conocer… Por ellas me guardo el resto.
La soberbia de algunas es un mal peligroso pero toda caja tiene su tapa, cuidado…
Es una lástima que un certamen que tendría que haber tenido una repercusión mediática bestial, no se haya dado a conocer en nuestro país, donde vivimos, de donde somos y de donde trabajamos…
Ser felices.
M. Carmen

Pin It on Pinterest

Share This